Cómo detectar afirmaciones sospechosas de hierbas y suplementos durante el cáncer

March 10, 2022
Ann Meredith Garcia Trinidad, MD, MCM, FPCP, FPSMO, FPSO

La Dra. Ann Meredith García Trinidad, MCM, FPCP, FPSMO, FPSO, obtuvo su título de médica y su máster en University of the Philippines y realizó su residencia y formación de beca en UP-Philippine General Hospital. Actualmente es la directora de la sección de Oncología Médica del Dagupan Doctors Villaflor Memorial Hospital. La Dra. García Trinidad es una oncóloga médica certificada con especial interés en las redes sociales de atención médica. Su página de Facebook dedicada a aumentar la concienciación sobre el cáncer entre los filipinos cuenta con más de 110,000 seguidores. Puede seguirla en Twitter. Vea las divulgaciones de la Dra. García Trinidad.

En diferentes culturas, algunas personas creen que el cáncer es incurable. Debido a esta creencia, un diagnóstico de cáncer a veces puede llevar a las personas a probar tratamientos alternativos (en inglés), como hierbas y suplementos dietéticos (en inglés), en lugar de tratamientos médicos estándares.

Algunas hierbas y suplementos pueden ser una promesa falsa de una vida más larga o incluso de una cura, y algunas personas creen que son opciones más seguras y naturales para las personas con cáncer. Esta percepción errónea se ve reforzada aún más por seres queridos que a menudo tienen buenas intenciones y otras personas con cáncer que fomentan el uso de estas hierbas y suplementos para tratar el cáncer. Los medios de comunicación e Internet también desempeñan un papel crucial en la propagación de creencias problemáticas, mitos, teorías de conspiración y otra información potencialmente peligrosa sobre tratamientos alternativos y cáncer.

Se puede atraer a algunas personas con cáncer a que prueben hierbas y suplementos porque pueden tomarlos sin receta médica. Pero, ¿son realmente seguros y eficaces para las personas con cáncer? Esto es lo que hay que saber.

¿Son seguras las hierbas y los suplementos para las personas con cáncer?

La eficacia y la seguridad de muchos de estos remedios “naturales”, como las hierbas y los suplementos dietéticos, no están demostradas en ensayos clínicos bien diseñados con seres humanos. En su lugar, los datos de estudios realizados en el laboratorio sobre células o animales se utilizan a menudo para afirmar beneficios para el uso humano, pero estos resultados no se aplican de forma confiable a las personas. Muchas afirmaciones de comercialización se basan principalmente en testimonios infundados de usuarios y anécdotas personales. Debido a esto, las hierbas y los suplementos no probados pueden tener riesgos significativos para la salud, especialmente en personas con cáncer.

Las hierbas y los complementos dietéticos también se regulan de forma diferente a los medicamentos convencionales contra el cáncer. Aunque los medicamentos deben probarse para asegurarse de que son eficaces y seguros antes de entrar en el mercado, los suplementos dietéticos están regulados como productos alimenticios y se consideran seguros hasta que se demuestre lo contrario. Esta falta de evidencia científica y normativas de seguridad puede poner a muchas personas con cáncer en peligro.

Las hierbas y los suplementos pueden dar falsa esperanza a las personas con cáncer, lo que les lleva a retrasar o abandonar los tratamientos convencionales contra el cáncer. Esto reduce sus posibilidades de curación o remisión y, en última instancia, puede acortar su esperanza de vida. Un estudio de 2018 publicado en el Journal of the National Cancer Institute (en inglés), por ejemplo, mostró que las personas con cáncer que fueron tratadas exclusivamente con medicina alternativa tenían 2.5 veces más probabilidades de morir en comparación con las que recibieron tratamientos convencionales contra el cáncer.

Además, muchos regímenes de hierbas y suplementos pueden ser bastante costosos. No es raro que las personas ya hayan perdido mucho tiempo y dinero valiosos en regímenes no probados antes de decidir finalmente recibir el tratamiento convencional, y a veces el cáncer ha avanzado mientras se retrasó el tratamiento convencional.

Es importante recordar que las hierbas y los suplementos dietéticos también pueden tener efectos no deseados, especialmente cuando se usan incorrectamente o cuando el producto se etiqueta de forma incorrecta, se contamina o se sustituye por otra sustancia. Estos productos pueden interactuar con otros medicamentos y provocar un aumento de la toxicidad. Por ejemplo, tomar el suplemento a base de hierbas ginkgo mientras recibe también un anticoagulante como la warfarina puede aumentar el riesgo de hemorragia de una persona. También hay un conjunto creciente de evidencias de que los suplementos antioxidantes pueden hacer que la quimioterapia y la radioterapia sean menos eficaces.

Hable siempre con su médico antes de tomar cualquier hierba o suplemento porque no necesariamente “natural” significa seguro.

¿Cómo puedo detectar afirmaciones sospechosas sobre hierbas y suplementos?

Para evitar estafas de fraude en la salud, es importante aprender a investigar las afirmaciones y reconocer las señales de alerta. Las frases sospechosas incluyen “todo natural”, “cura milagrosa”, “cura rápida e indolora” o “un producto lo hace todo”. Es posible que algunos estafadores usen un lenguaje cuasi científico que realmente no significa nada, como “desintoxica” su cuerpo o “equilibra” su química. También podrían afirmar tener tasas de curación del cáncer más altas que las de los tratamientos tradicionales, y podrían intentar minimizar los medicamentos antineoplásicos convencionales llamándolos “veneno”. Los embaucadores también podrían retener información importante afirmando que tienen un “ingrediente secreto” o una “mezcla patentada” que no quieren que otros les copien o roben.

Las teorías de la conspiración que implican a las “Grandes farmacéuticas” que trabajan con el gobierno o con médicos para ocultar una cura milagrosa también son tácticas de persuasión frecuentes para comprar tratamientos alternativos, especialmente en las redes sociales. Otras señales de alerta importantes a las que se debe prestar atención incluyen desalentar los consejos de su médico, testimonios de usuarios inverosímiles y una clara participación de negocios de comercialización multiniveles. Lea siempre las etiquetas de las hierbas y los suplementos y pregunte: ¿cuál es la evidencia científica de que este tratamiento es beneficioso y seguro? Recuerde, si suena demasiado bueno para ser verdad, lo mejor es que dude.

¿Qué tan frecuente es el uso de hierbas y suplementos por parte de personas con cáncer en todo el mundo?

El uso de hierbas y suplementos por parte de personas con cáncer es frecuente en todo el mundo, incluidos los Estados Unidos y los países menos desarrollados. En Filipinas, por ejemplo, hay muchas páginas de medios locales y redes sociales que incluyen anuncios patrocinados y testimonios cuestionables sobre suplementos dietéticos que dicen curar una amplia variedad de enfermedades, incluido el cáncer. La popularidad de los negocios de comercialización multiniveles o la “red” que implica suplementos dietéticos se suma aún más al problema.

Un estudio local (en inglés) realizado en un importante centro oncológico en Filipinas mostró que el 89% de los pacientes con cáncer habían utilizado suplementos a base de hierbas y dietéticos en algún momento. En forma alarmante, aproximadamente el 25% de estos pacientes había retrasado la búsqueda del tratamiento estándar contra el cáncer, y casi el 50% había combinado suplementos dietéticos con medicamentos convencionales contra el cáncer, lo que la mayoría de los pacientes no se lo comentaba a sus oncólogos.

En todo el mundo, es parte de nuestra misión diaria dentro de la comunidad oncológica combatir la información médica errónea relacionada con el cáncer y ayudar a las personas con cáncer a evitar gastos innecesarios y, lo que es más importante, empeorar la enfermedad. Es crucial que las personas con cáncer, que a menudo son el objetivo de la publicidad falsa y la información errónea, sean guiadas sobre cómo identificar noticias falsas (en inglés) y evitar estafas de fraude en la salud, tanto en línea como fuera de línea.

A pesar de los numerosos desafíos y complejidades que rodean al tratamiento contra el cáncer, recuerde que las pruebas científicas son mejores que las afirmaciones anecdóticas. Hable siempre con su médico antes de probar cualquier tipo de nueva hierba, suplemento u otra medicina alternativa.

Share your thoughts on this blog post on Cancer.Net's Facebook and Twitter.